¿PUEDO SER MADRE Y PROFESIONAL A LA VEZ?

 

Ayer sin ir más lejos se celebró el día de la madre. Y es que no podemos imaginarnos cuántas cosas hace una madre por sus hijos hasta que no te metes en el pellejo y lo ves por ti mismo. Porque no es lo mismo verlo en tercera persona que en primera. Y es que los hijos somos unos desagradecidos y no nos damos cuenta de lo que significa ser madre.

Tampoco la sociedad le da el valor que se merecen las mujeres que han optado por ser madres en pro de su vida profesional. Y es muy complicado combinar las dos cosas, creadme. Pero las mujeres somos personas excepcionales que hacemos malabares con tal de llevarlo todo por delante.

He visto cómo mi madre en su época renunció a su vida profesional. Y es que cuando se casó, mi padre le pidió que dejara su trabajo para dedicarse por completo a los hijos. Mi madre no lo dudó porque en aquella época era lo normal que una vez te casaras te dedicaras al 100% a tu casa, tu marido y tus hijos.

La verdad que puedo decir que ha ejercido una labor fantástica todos estos años con sus hijas. Pues ella ha ejercido muchas profesiones a la vez: médico, enfermera, cocinera, limpiadora, detective, psicóloga, pedagoga, economista, administrativo, etc. Y todo en una sola persona. Y lo peor de todo es que la sociedad y el estado no reconozca económicamente le trabajo tan importante que ejercen las madres. Y debería estar reconocido con un salario mínimo que recibiesen por todo lo que hacen porque sin ellas los hijos no podrían subsistir.

Hoy en día ella me anima para que no tome la opción de vida que tuvo que tomar por circunstancias de la vida. Ella es de las que me dice cada día que tengo unos estudios y una profesión para ejercerlos no para dejarlos guardados en un cajón.

Yo desde luego soy de las que piensan que las mujeres valemos mucho más que para tener hijos. Y es que los hijos son de dos, padre y madre, y por ello mismo la educación, la alimentación y el cuidado es de ambos. Por eso, lucho cada día por hacerme un hueco en mi vida profesional porque me hace sentirme bien conmigo mismo sin descuidar mi faceta de madre. Y ese es el ejemplo que quiero dar a mis hijos. A veces es complicado poder llevarlo todo por delante. A veces te sale la culpa. A veces te sale la impotencia. Pero solo verlos a ellos me hace tirar del carro y seguir hacia delante.

Sigo sin entender las trabas que algunas empresas ponen en la contratación de mujeres en edad fértil y el por qué preguntan si tienes o vas a tener hijos. Eso forma parte de tu vida personal que nada tiene que ver con la profesional.

Sigo sin entender que no existan planes de conciliación familiar en las empresas para tener hijos y estar al cuidado de ellos cuando realmente lo necesites. Se supone que los niños son el futuro pero si no incentivamos la natalidad este país se hace viejo y lo vamos a lamentar mucho.

Sigo sin entender que una mujer tenga que renunciar a su profesión por ser madre porque las empresas no te facilitan los horarios, las jornadas laborales, etc.

Realmente, en España estamos muy a la cola en cuestiones de conciliación familiar. Sé que se han hecho algunas cosas si ponemos la mirada en el pasado y miramos cómo estamos ahora pero todavía queda mucho por hacer. Al menos espero que cuando le toquen a mis hijos ser padres las cosas mejoren.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s