¿ERES FELIZ?

El pasado lunes 20 de marzo se celebró el Día Internacional de la Felicidad. Me parece curioso que tengamos que celebrar un día específico para la felicidad. Supongo que será porque es algo que todavía no hemos alcanzado y por eso hay que recordar a la gente la importancia de ser feliz.

Creo que como esta vida tan ajetreada que llevamos no nos damos cuenta lo sencillo que puede ser encontrar la felicidad. Nos llevamos todo el día corriendo de aquí para allá, con prisas y ni siquiera tenemos un minuto para pensar en nosotros mismos.

¿Soy feliz? ¿Qué me hace feliz? ¿Qué necesito para ser feliz?

Deberíamos tomarnos al menos unos minutos en nuestro día a día para encontrarnos con nuestro interior, con nuestras inquietudes y analizar nuestro día a día. Seguramente que buscando entre nuestras cosas nos daremos cuenta que hay muchas más cosas que nos hacen feliz de lo que pensamos.

¿Por qué no valoramos lo que tenemos ó lo que hemos ido consiguiendo a lo largo de nuestra vida? Seguramente nos daremos cuenta que hemos conseguido muchos más objetivos de los que nos hubiéramos imaginado.

He conseguido unos estudios. He conseguido tener una vivienda. He conseguido sacarme el carnet de conducir. He conseguido tener una pareja. He conseguido tener hijos. He conseguido tener trabajo… Pero lo más importante es ser feliz con lo que uno tiene cada día: Estar bien de salud, poder levantarte cada día y ver a tu familia que tiene salud, poder ver la sonrisa de un niño que está lleno de vida, poder comer cada día un plato de comida…

Son las pequeñas cosas cotidianas las que nos deben de hacer feliz. Ser feliz no es ninguna quimera. Ni está en las grandes fortunas. A veces nos creemos que las personas que más dinero tiene son más felices que nosotros. Yo he conocido a personas que tenía tanto dinero como para no trabajar nunca, y realmente eran personas amargadas porque el dinero no da la felicidad. Aunque no voy a engañar a nadie, el dinero ayuda para algunas cosas. Eso es cierto.

Así que si no eres feliz, valora lo que tienes. Y sobre todo piensa qué es lo que realmente te haría feliz. Lucha por ello, ya sea un objetivo profesional ó personal. Al fin y al cabo, en esta vida estamos para ser felices y para hacer feliz a los demás.

Por eso, cada día que te levantes muestra tu mejor sonrisa. Regálate un piropo y sal a la calle con el convencimiento que estás en el camino para ser feliz. Y que tu objetivo está para la felicidad está en tus manos. Se feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s