¿Y SI DEJO DE PONERME OBSTÁCULOS?

No hace mucho estuve comentando con una persona lo difícil que le resultaba encontrar empleo hoy día a pesar de tener un CV bastante cualificado en su sector. Y es que la cantidad de personas que están buscando empleo supera al de la demanda de empleo en sí. Hace unos años esto era casi inviable pues las ofertas de empleo eran tantas que salir de la universidad o de un FP y conseguir un empleo era de lo más sencillo.

Incluso cuando estabas trabajando y te hacía la tarjeta de mejora de empleo en el SAE era la mejor forma de cambiar de empleo fácilmente. Y llovían las ofertas. Pero desgraciadamente tras la crisis todo se ha venido abajo y han pasado a formar de las listas del paro personas que creían tener un empleo seguro e indefinido en sus empresas. Es una triste realidad a la que tenemos que enfrentarnos cada día. Pero hay que hacerlo con la mejor motivación posible porque de nada sirve que nos estemos quejando constantemente.

       Hace unos meses, cuando yo trabajaba en un servicio de orientación laboral como técnica de inserción sociolaboral, me he tropezado con gente de todo tipo. Pero si bien es cierto, me encontré un tipo de personas a las que categorizaba como las personas “quejicas”, en el sentido de estar todo el día lamentándose de los obstáculos para el empleo pero que no hacía nada por su búsqueda. Y es lo que yo les decía cada día: Yo puedo facilitarte que puedas encontrar empleos mostrándote estrategias, facilitando la intermediación laboral, enseñándote herramientas para tu mejor búsqueda de empleo, etc. Pero si tú no pones de tu parte y a la vez te mueves, de nada va a servir que yo haga algo.

Y es muchas veces los obstáculos los ponemos nosotros con excusas como

 “es que ese trabajo me exige ir los fines de semana y yo quiero estar con mis amigos”,

 “es que en ese trabajo son pocos días y se gana poco”,

“es que en ese trabajo tiene turnos rotativos y yo quiero un trabajo de mañana”,

“es que para ir al trabajo tengo que levantarme muy temprano y coger dos autobuses”,

“es que yo tengo que cuidar de mi hija pequeña por las mañanas”,

“es que yo quiero un trabajo sólo por la mañana y que se gane más de 1.500 €”etc

Este son muchas de las excusas que me he encontrado a lo largo de mi trayectoria profesional y muchas veces cuando las he escuchado me he preguntado si la persona que estaba delante de mí iba a buscar ayuda para el empleo. Quizás pensaba que por el sólo hecho de acudir a un servicio de Orientación Profesional se conseguía empleo casi en el acto. Ya me gustaría a mí sacar una varita mágica y darle a cada uno lo que pide: un trabajo de no más de 8 horas, bien remunerado y si es posible al lado de tu casa. Ese es el ideal que todos me  piden pero por mucho que yo quiera no es fácil conseguirlo.

Así que si te dan una oportunidad laboral, aunque sea por poco tiempo y no muy bien remunerada, no la dejes pasar pues a veces una cosa lleva a la otra.

He conocido casos de personas que les han llamado para hacer sustituciones, y haciendo una y otras, al final la empresa ha visto su valía y le ha podido hacer un contrato de mayor duración.

También están otros obstáculos que son los que a veces ponen las propias empresas pues buscan a personas con mucha formación y experiencia, y que sean menores de 30 años. Eso créame, señor empresario es bien difícil porque la experiencia la dan los años. Y hoy en día, puedes encontrar personas muy bien formadas pero con poca experiencia con esa edad.

Por otro lado, están la falta de profesionales con especialidades que sólo se consiguen a través de un grado medio o grado superior. Y es que años atrás se dio muy mala imagen a la FP y todo el mundo se tiró de cabeza a la universidad. Y ahora hay un exceso de titulados superiores que no tienen cabida en este mercado laboral. Por eso muchos de ellos prueban mejor futuro fuera de nuestras fronteras españolas. Quizás en unos años habrá más gente con especialidades profesionales de grado medio ó superior que puedan ocupar los puestos demandados y menos universitarios, así la balanza se equipararía mejor. Pero aún hay muchos universitarios con bastante experiencia que demandan un lugar en la empresa.

Así que ya que te vas a encontrar en tu búsqueda de empleo con obstáculos diversos, lo mejor será que no te los pongas tú. Que muestres tu buena disposición, motivación, flexibilidad y ganas de trabajar. Porque estoy segura que eres un/a buen/a profesional en tu sector lo que pasa es que la persona que te puede contratar no lo sabe. Tú se lo tendrás que hacer ver, no sólo con tu CV, sino también con una buena carta de presentación donde destaques tus logros profesionales. Y por supuesto, en la entrevista de trabajo da lo mejor de ti mismo. Cambia el chip de agobiado, cansado de buscar, desmotivado…(que se que en algún momento lo estarás, pero ánimo). Siempre se ha dicho que lo positivo atrae lo positivo. Piensa siempre bien. Ilusiónate cada día con pequeñas cosas, eso te hará sentirte bien contigo mismo.

No seas tú el que te pongas las piedras en el camino, abre tu mente y tus posibilidades profesionales. Sé que a veces esto es difícil cuando se lleva tiempo en el paro ó se tiene mucha experiencia profesional. Quizás es el momento de renovarse con nuevos cursos que reciclen nuestro CV. Habrá que aprovechar los cursos que viene de FPE. Seguro que habrá alguno que encaje con tus gustos y habilidades profesionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: