EL VALOR DEL ESFUERZO DE UN DEPORTISTA TIENE SU RECOMPENSA

Ahora que estamos en una época donde la televisión inunda nuestros hogares de heroicas victorias olímpicas, te transmite una energía su cara de satisfacción al ver cómo un/a deportista alcanza el pódium con medalla en mano que te preguntas. ¿Cuánto tiempo lleva entrenando esa persona para alcanzar su sueño? ¿A cuántas cosas tuvo que renunciar para darlo todo por un sueño?

Las horas de entrenamiento, las bajadas de ánimo cuando no consigue alcanzar una marca, las caídas en su carrera profesional, el sufrimiento con las lesiones, y sobre todo el empeño en seguir adelante para conseguir una meta. Son un claro ejemplo de fortaleza, valentía, tesón y motivación que nos puede servir de ejemplo para todas las personas que estamos en búsqueda de empleo y/ó buscamos promocionar.

Y es que, ahora que veo a esos maravillosos deportistas, me llegan recuerdos de algunos usuarios que he atendido que pensaban que por ir a un centro de orientación laboral iba a conseguir un empleo rápidamente. ¿Qué equivocados están?

Para todo en la vida hace falta trazar unos objetivos, un plan de acción un entrenamiento, una ejecución y una evaluación. Al igual como los deportistas, uno no se levanta una mañana se tira a la piscina, se hace unos largo e inmediatamente consigue el oro olímpico. Pues no, detrás de ese oro olímpico hay muchas, pero que muchas horas de entrenamiento. Habrá días buenos, mejores y no tan buenos. Pero hay que estar allí, al pie del cañón intentándolo una y otra vez.

Por eso cuando los usuarios vienen a mí. Hablo con ello para trazar un plan de trabajo y marcarnos unos objetivos. Casi se ponen las manos a la cabeza porque ven que para alcanzar su objetivo: Su empleo soñado hay que recorrer un largo camino y no saben si les merecerá la pena seguir todo ese plan. Pues claro que merece la pena.

Hay que diseñar un buen CV, una carta de presentación, entrenarnos en los distintos tipos de entrevistas, saber adaptar nuestro CV a la oferta de empleo de una vacante por internet, etc. ¡¡Hay tantas cosas por hacer!!

Nunca, nunca tires la toalla porque aunque a veces parezca que ya has hecho todo lo que había que hacer para conseguir tu empleo, no sabemos si a la vuelta de la esquina nos está esperando. ¿Qué crees tú qué hubiera pasado si Mireilla Belmonte ó Rafa Nadal (por poner algún ejemplo pero hay mucho) hubiera desistido de su empeño en entrenar y lo hubiera dejado todo a las primeras de cambio? Seguramente no estaría hoy celebrando el oro conseguido.

Me llama la atención la persistencia, constancia y seguimiento del nadador Joseph Schooling que le ganó el oro a su admirado Michael Phelps. Unos años atrás se hizo una foto con él porque lo admiraba. Era su ídolo. Alguien a quien imitar en el deporte que él también practicaba. En todo momento estuvo en su mente, Michael Phelps porque con su entrenamiento diario y empeño en conseguir ser deportista olímpico. Y hoy puede decir que tiene una medalla de oro.

Por eso mismo intento animar a todas las personas que vienen a mí para motivarlas con los logros de otras personas iguales que ellos que lo consiguieron con mucho trabajo y tesón. Aunque no todos se sienten con ánimos de seguir adelante. Algunos después de pocas sesiones, casi sin haber empezado lo dejan todo y desisten. Otros, en cambio, suelen acudir regularmente a las citas individuales y los talleres, pero no ponen de su parte para moverse en la búsqueda de empleo. Y es que si tú no te mueves y te das a conocer sobre lo que están buscando, el empleo no va a llamar a tu teléfono para decirte “soy lo que estabas buscando”. Y nunca he hecho falsas promesas de que se pueda conseguir un empleo rápido, todo lo contrario, siempre digo que hay que estar atentos pues la oportunidad puede llegar en cualquier momento. Pero no dejes que lo haga yo todo. Pues yo estoy para guiarte, orientarte, aconsejarte, animarte, motivarte pero no puedo buscar un empleo por ti.

Así que tú que me estás leyendo, si busca empleo o quizás promocionar en tu empresa no ceses en tu empeño y sigue adelante que en cualquier momento surgirá lo que tanto buscabas y lo conseguirás. Entonces me dirás con una sonrisa de oreja a oreja, “por fin llegó lo que estaba esperando. Me siento enormemente feliz”.

Ahora cuando en algún momento de tu vida te sientas mal porque crees que las cosas no están saliendo como tú esperabas, piensas en todos los deportistas que tras muchas horas de esfuerzo consiguieron su medalla. Y ten paciencia pues las cosas no llegan cuando uno quiere sino cuando uno está realmente preparado para ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s