¡¡HAY UNA PIEDRA EN MI CAMINO…!!

Hay una piedra en mi camino ¡¡augh!! Me estorba, me agobia, casi no me deja respirar

Ese jefe que se aprovecha de mi profesionalidad para colgarse las medallas como si fuera él quien tuvo esa fantástica idea…

 Esa puerta que no se termina de abrir por culpa de los idiomas que me cuestan tanto y que no hago más que rodearlo para evitarlo pero si quiero conseguir ese puesto no me queda otra…

Me gusta mi trabajo pero estoy harto de esta empresa pues el clima que aquí se respira es casi asfixiante y hace que mi trabajo sea más cuesta arriba. Me gustaría cambiar de empresa pero…

¡¡Hay que ver la cantidad de Curriculum Vitae que he dejado pero no hay manera que nadie me dé la oportunidad a demostrar mi valía!!..

Tengo buenas ideas y estoy muy a gusto en esta empresa trabajando, de hecho tengo tanta experiencia que siento la necesidad de promocionar pero tengo miedo de

Ese compañero pesado que está siempre encima de mí estorbándome más que ayudarme en mi trabajo diario lo cual hace que mis superiores no confíen en mí…

Mañana lo haré… Qué más da, puede esperar. Ya dejaré el CV en esa empresa. Total, para qué lo voy a dejar si no me van a coger…

Es que tengo muchas responsabilidades en casa. La casa, los niños, la compra…No tengo tiempo de ni de dejar el CV, pero necesito el dinero. ¿Dónde lo voy a dejar? ¿Quién va a apostar por mí?..

Hay tantos “peros”, tantos “mañana lo haré”, tantos “Y qué más da”, “pero tengo miedo de…” Tantos obstáculos en mi camino que no sé cómo quitarlos de en medio porque cuanto más miro más piedras veo. Y cuesta tanto…lo peor es que cada día me siento peor conmigo mismo, siento que es como un laberinto en el que estoy dando vueltas y no encuentro la salida. Y cada día que pasa siento como esa losa pesada me va machacando más y más. Necesito salir de este embrollo pero ¿qué hago? ¿Cómo lo hago?

Pues sí querido lector, todos tenemos obstáculos en nuestro camino. Nadie dijo que conseguir nuestros sueños fuera fácil. Si así lo fuera, entonces seguro que no sería una meta. Pero depende de ti, de tu actitud para enfrentar a ellos cómo los puedas superar.

Tienes dos opciones, o te plantas y dejas que esos obstáculos se anquilosen en tu vida y forme parte de una carga pesada de la que tirar cada día sin hacer absolutamente nada.

O tienes la opción de hacerle frente a ello. Tomar las riendas de tu vida. Enfrentarte a los problemas que se presentan e intentar buscar la solución para estos por ti sol@ ó con ayuda. Quizás si intentas hacerlo por ti mismo te pueda costar un poco más pero sin embargo si buscas ayuda, te pueden asesorar y facilitar el camino hacia tu meta. Busca ayuda en un orientador laboral y/ó en un coach para el empleo. A través de distintas técnicas y herramientas puede aclararte tu situación y asesorarte hacia tu objetivo profesional. Pero recuerda, la decisión de cuál es el camino a elegir siempre será tuya.

Pero aunque la decisión la tomes tú, seguro que te sentirás más reconfortado sabiendo que hayas elegido el que camino que tomes vas a ir en la dirección que te conducirá hacia tu sueño. A veces el camino puede ser más o menos largo, Pero nuca pierdas de vista hacia dónde vas.

¡¡ Ánimo y suerte!! Tú puede apartar esas pesadas piedras de tus pies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s