EL PODER MÁGICO DE LOS ABRAZOS

Cuando por alguna razón, y a pesar de haber hecho todas las cosas en la justa dirección, se tuercen. Nos sentimos mal, desanimados, sin fuerzas y sin ganas de seguir adelante.

Y es que no podemos controlar todas las variables a nuestro alrededor. Pero sí podemos controlar nuestros sentimientos hacia dejarnos abatir o intentar valorar lo positivo de las cosas que nos suceden.

Nosotros ponemos toda la carne en el asador. Intentamos hacer las cosas bien para conseguir los frutos que creemos nos merecemos. Pero, no sabemos lo que los demás puedan pensar, hacer o decir de nosotros. Desconocemos las opiniones o las decisiones que otros tengan que tomar con lo cual nosotros no tenemos el 100% del éxito asegurado.

En ese momento en el que se nos viene abajo todo, en el que nos sentimos derrumbados y fracasados, necesitamos un abrazo que nos ayude a restablecernos porque si no lo tenemos al final vamos acabar sintiéndonos peor. Necesitamos una palabra de aliento que nos ayude a saber que somos estupendos y que las cosas que hayamos hecho nunca caen en saco roto (aunque al principio pueda parecerlo). Todo al final tiene su recompensa. De una u otra forma, no desistas.

Por eso los abrazos son mágicos tienes un poder sanador para curar las heridas del alma y pegar tiritas a nuestro corazón cuando está dañado. Cuando te dan un abrazo fuerte, seguro, relajado, sientes una paz inmensa. Sientes como tú yo en segundo se va reconstruyendo, y las lágrimas que derramaste dejan de salir porque te hacen más fuertes. Los abrazos son mágicos porque nos llenan de energía, nos dan calma a nuestro desasosiego, y nos brindan la oportunidad de ser más fuertes que antes. Los abrazos te ayudan a reconstruirte, controlar tus emociones y dejar que se vuelvan menos vulnerables porque te sientes más protegida detrás de un abrazo sincero.

Así que hoy te regalo un abrazo, que son gratis, para que dejes de lado los malos momentos y te llenes de energía, fuerza e ilusión para que mires al mundo con optimismo. Nunca se sabe cuándo se puede abrir para ti ese gran ventanal lleno de luz que te premie por tu esfuerzo de cada día. Un fuerte abrazo amigo mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s